Rocking Flowers empezó casi por casualidad, por la ilusión de formar parte de la boda de una super amiga. Todo empezó con un: eso lo hago yo! y después de tres bodas y la nuestra propia me di cuenta de que esto era lo que quería hacer. Así que dejé el trabajo en el que estaba y abrí mi pequeño taller, cambié a mis queridas compañeras por tres gatas y un galgo gigante y empecé esta gran aventura de emprender. 

Muerta de miedo e ilusión a partes iguales...rutinas nuevas, nuevos retos y cada día una cosa nueva que aprender. Levantarme cada mañana, entrar en el taller y verme rodeada de cosas bonitas, crear desde 0, formar parte de los recuerdos en ese día tan especial. 

Muchas veces me han preguntado por tocados o coronas de novia, y siempre contesto lo mismo. Una novia Rocking Flowers es aquella que se plantaría hasta un gatito en la cabeza, porque aquí no hay protocolos, no hay un concepto cuadriculado de lo que es una novia, una madrina o una mini dama. Lleva lo que tu quieras llevar, porque es tu día y solo lo vivirás una vez. Lleva lo que quieras y llévalo con orgullo.

Todo esto es Rocking Flowers, un cúmulo de emociones, flores, brillos y toques vintage. También puedes seguirnos en nuestras redes sociales para estar al día de todas las novedades.

Muchos de nuestros tocados están hechos a medida, si tienes una idea, siéntate y la hablamos. 

¡Bienvenida al taller de las flores!